viernes, 6 de julio de 2018

¡Cuidado! Incultos e ignorantes andan cerca…

El pasado mes de junio, miembros de nuestra asociación observaron -como se ve en la primera foto-, un vertido de escombro en el camino que sube a la pradera de Majaltovar, en los Llanos.
Inmediatamente nos ocupamos del asunto: alertamos a la Policía Local del hecho y de su localización.

Varias semanas después y tras advertir a Policía Local que el ayuntamiento no había saneado la zona, hemos comprobado, según observamos en la foto segunda, que se ha procedido a retirar la basura.
 
 
Desde esta asociación lamentamos profundamente que nuestro ayuntamiento deba gastar dinero de todos en resolver las faltas de sensibilidad cívica, conocimiento de la naturaleza y sentido común de personas que con alevosía y premeditación atentan contra nuestro entorno, la casa de todos.
Suponemos que esta persona o personas ignorantes también desconocen el empeño mundial por mejorar para 2030 las condiciones de vida de TODOS y TODO lo que está en nuestro planeta; este programa internacional de trabajo lo representan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.
 También suponemos que estos ignorantes, entre otras, cosas lo son porque piensan que, dado que no les va bien llevarlo a los lugares indicados, un poco de basura en un rincón pequeño de un lugar pequeño como Los Molinos no afectará a nada, ni a nadie; y si no le ven, no pasa nada.
¡Ah! lo dicho... ¡cuidado! Incultos e ignorantes andan cerca… y ayúdales a entender, denunciando y compensando de alguna forma sus errores.

 Por cierto, ¿quieres saber más sobre TODO lo que podemos hacer por nuestro entorno?
 
 
 
 

 

lunes, 30 de abril de 2018

Iluminación nocturna respetuosa

En este acto en Mataelpino, que recomendamos, se debatirá sobre los efectos de la contaminación lumínica en nuestra salud, en nuestros ecosistemas, en la oscuridad de nuestros cielos. Y se planteará qué podemos hacer para cambiar el hecho de que Madrid sea la ciudad más contaminante de Europa por la luz que emite.

martes, 27 de marzo de 2018

La hostelería molinera con la Hora del Planeta

Gracias a todos los establecimientos que participaron en este gesto para llamar la atención sobre el problema del cambio climático.

La Hora del Planeta en La Galería:

miércoles, 21 de marzo de 2018

Hora del Planeta: 24 de marzo de 20:30 a 21:30


Como asociación adherida a la Hora del Planeta, la iniciativa de WWF para dinamizar la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, Entorno Los Molinos anima a las instituciones y establecimientos molineros a sumarse, comprometiéndose a consumir energía de una forma racional, y apagando las luces el sábado de 8 y media a 9 y media.

Nuestra época está encadenando los años más cálidos de la historia, con prolongadas olas de calor y sequías y fenómenos extremos cada vez más frecuentes. Por tanto con la Hora del Planeta la idea no es ir contra nadie –ni siquiera contra las eléctricas– sino que la ciudadanía se manifieste a favor de medidas para limitar los daños. Porque aunque cada uno ponga de su parte consumiendo con moderación, es tarea de gobiernos legislar para que la biosfera siga siendo apta para habitar en paz.

Hemos pedido al ayuntamiento que se sume, y proponemos a los bares y restaurantes del municipio que hagan lo propio, poniendo velas en lugar de luz eléctrica el sábado de 20:30 a 21:30, y ofreciendo aperitivos que si son de carne, sean de km 0, de nuestra Sierra. Después, vuelta a la normalidad, concienciados.

Es un gesto simbólico desde luego, pero si no, ¿cómo exigir que nuestros hijos, sobrinos y nietos hereden la casa común en condiciones? Si les toca vivir un mundo de caos y conflicto, nos preguntarán qué hicimos para evitarlo.

miércoles, 14 de marzo de 2018

Día del Agua 2018

Con motivo del Día Mundial del Agua (22 de marzo), celebramos las aguas impolutas de nuestros arroyos, ahora crecidos con la lluvia tras una larga sequía (que aún así se anuncia estructural, con el desajuste climático). “Alabado seas, mi Señor, por la hermana Agua” dijo San Francisco de Asís. Marx y Engels, por su parte, denunciaron la alteración de las cuencas vertientes que deja “sin agua sus fuentes”. Porque sin bosques (que también tienen su Día Mundial, el día 21) no hay agua.

Según la Comunidad de Madrid, al desaconsejar en 2002 nuevas construcciones en las afueras de Los Molinos, nuestro término “en las laderas de Siete Picos” sirve de “área captadora de agua, declarada Zona Sensible dentro del Plan Hidrológico de la Cuenca del Tajo, cuya pervivencia, de continuar la tendencia de crecimientos y ocupaciones del suelo (...) está seriamente amenazada, con las consiguientes consecuencias sobre los recursos que abastecen a la Comunidad”.

Consecuencias como las que se están viendo en Ciudad del Cabo (una urbe próspera de 3 millones y pico de habitantes, como el Madrid municipal), donde se ha fijado un tope de consumo de 50 litros por cabeza y se prevé cerrar los grifos en mayo, tras una etapa de “urbanización y corrupción” que nos debe de sonar.


Otras urbes cuidan de sus cuencas vertientes, como Munich o Nueva York y cada vez más ciudades, al proteger el suelo y fomentar la ganadería extensiva y la agricultura ecológica para que el agua que se capte sea limpia. Para ello se reparten ayudas que resultan una inversión rentable al caer los gastos de potabilización y de depuración y, con el tiempo, de salud.


Se advierte que el agua será fuente de conflictos (y ya lo es), y que las guerras por el petróleo darán paso a otras por el agua. Y aunque no seamos más responsables que otros del derroche consumista que lleva a la guerra, como custodios del agua de Madrid, al preservar el suelo por el que se cuela, contribuimos a la paz.


Algunos arroyos molineros, sin embargo, estuvieron secos hasta el último día de febrero, cuando por fin nos llegó una borrasca, impulsada por el calor del Ártico. El de Matarrubia tenía un triste aspecto (aunque suele ser estacional), y pocos han visto el de la Ventilla casi seco en febrero, y así estaría aún de no ser por el frente ártico.


Los arroyos de piedemonte, aunque decaen a finales del verano, no han dejado de bañar la cuenca a través de Matarongiles. El de Majaltobar(es) tenía un caudal generoso hasta en febrero, al igual que el de la Peñota. Ídem el de los Irrios (o de las Pilillas), cuyas aguas retiene su presa mellada. Los arroyos de los Robalejos y de las Atalayas también bajaban caudalosos incluso con la sequía, mientras que el de los Mingones la acusó más.

Todos alimentan un río que sufre múltiples agresiones, según un reciente diagnóstico. El estudio denuncia invasiones de las márgenes que estrangulan el río, alcantarillado en el mismo cauce con riesgo de infiltración, acumulación de residuos y escombros, vertidos de aguas negras y de aceites, etc. Aún así, pervive algún calandino y lamprehuela.

El estudio propone atajar el “descontrol de los últimos años” en lo urbanístico, y derruir las usurpaciones “que no sean vivienda propiamente dicha”. Hay que “despejar el cauce de escombros”, “alejar las redes de saneamiento” y “derruir las tapas y elementos de hormigón que ya no están en uso”. Y aboga por un “plan de gestión integral”, cuya ausencia “deja desprotegido el ecosistema del río”. Con lo cual la Confederación Hidrográfica debe poner manos a la obra.

No en vano, en vísperas del Día del Agua, se trataría, como apuntaron en la jornada de limpieza que convocamos de la mano del ayuntamiento, de dejar de vivir de espaldas al río que al pueblo le dio razón de ser.
El río Guadarrama donde bordea el Parque del Doctor Rodríguez Padilla (Foto: Adela)

viernes, 2 de marzo de 2018

De sabios

Felicitamos al ayuntamiento y a todos los que han apoyado a la Plataforma por Los Llanos por la retirada, según anunció ayer el alcalde, del proyecto de club deportivo que se quería construir en Los Llanos-Matarongiles. Al promotor le deseamos suerte para encontrar otra parcela más adecuada. Y no criticamos al ayuntamiento por querer hacer cosas, pero es que la dinámica para ello ha de ser distinta. 

Con un brindis por los que han luchado por preservar nuestro entorno natural y también por los que hayan sabido rectificar, declaramos nuestra plataforma disuelta.

martes, 27 de febrero de 2018

Milanos en Matarongiles

El milano real campea cada vez más en nuestro valle, sobre todo en la vertiente de la Peñota, girando y flotando en el aire con una gracia que recuerda a la golondrina, con la que comparte cola ahorquillada. Menos ruidoso que el ratonero, silba con tono lastimero. Entre España, Francia y Alemania vive el 75% de su población, “casi amenazada” por pesticidas y venenos así como la pérdida de hábitats. Los invernantes pronto volverán a Alemania a colgar sus nidos pero otros anidan aquí.

De campeo en Los Llanos-Matarongiles

Aunque más grande que la “milana bonita” de Los Santos Inocentes (que era una grajilla), el milano real caza los mamíferos más pequeños además de otras aves e incluso insectos y lombrices. Tampoco hace ascos a la carroña, y lamentamos que Madrid, a diferencia de otras comunidades, no permita abandonar las reses muertas en el monte para que las carroñeras lo dejen todo limpio, ahorrando trabajo a los ganaderos. La obligación de recoger las reses se justificó por la crisis de las vacas locas, pero ya hace tiempo que al ganado le volvió la cordura.

Como dice la misma Comunidad, el Guadarrama tiene “gran potencial como destino ornitológico”. Pero para realizar ese potencial, el destino debe atraer también a aves, y aunque un muladar sí puede provocar acumulaciones, un choto que ha sucumbido en el monte supone una comida para la fauna carroñera que no lleva a la masificación. Así, con reses muertas disponibles, los buitres no tendrían que atacar a terneros y conviviríamos mejor con estas aves tan espectaculares.

viernes, 26 de enero de 2018

Advertencia sobre los impactos de la instalación proyectada en Los Llanos

Mientras pasta el ganado en Los Llanos se perfila un milano real

Un análisis ambiental del Grupo de Botánica del Observatorio del Patrimonio de la Sierra ha advertido de los impactos del proyecto de instalación sobre el entorno molinero. Afirma que “tanto la ejecución de las obras como la explotación de las instalaciones dañarían irremediablemente el paisaje y causarían una alteración y fragmentación del sistema de prados que constituye un hábitat de gran importancia para muchas especies vegetales y animales, y del corredor ecológico que supone el cauce del arroyo”.

El análisis destaca el valor y la fragilidad de nuestros prados:
A menudo se considera que un prado no tiene ninguna relevancia para ser conservado y que no merece calificación de espacio natural ya que carece de una elevada densidad de arbolado o de características especiales que le hagan merecedor de preservación; es decir, con frecuencia un prado es considerado un erial y por tanto puede ser utilizado para cualquier otra actividad y destruidas sus características originales. Sin embargo esto no se ajusta en absoluto a la realidad, ya que un prado puede contener una gran biodiversidad, jugar un papel importante como corredor ecológico y su destrucción suponer una fragmentación de hábitats que afecta a un gran número de especies tanto animales como vegetales.

Es necesario considerar la importancia de preservar el paisaje serrano por su alto valor y tener en cuenta la fragilidad de estos ecosistemas y lo sencillo e irreversible que es causarles daños.

En el caso del prado referido anteriormente, hay que considerar además que él discurre el Arroyo Majaltobar, un cauce que atraviesa otros prados aledaños y en sí mismo, junto con la vegetación de ribera que alberga, supone un hábitat de gran interés para diversas especies (en especial aves paseriformes, anfibios y pequeños mamíferos). El bosque de ribera constituye un corredor ecológico de gran valor que podría verse afectado e interrumpido por las obras, el tránsito y las ocupaciones previstas en su entorno que, inevitablemente, causarían una alteración y una degradación de sus condiciones naturales actuales.

Este prado está rodeado de otros prados de similares características que también se verían afectados, especialmente los más cercanos, por las obras planteadas y con posterioridad por el frecuente paso de usuarios, que podría impedir la nidificación de aves y afectar gravemente y de forma irreversible a otras especies de fauna y flora
.
Afección del sistema de arroyos

lunes, 22 de enero de 2018

Asamblea General de Entorno Los Molinos

Este sábado 27 de enero de 10:30 a 13:30 en el antiguo colegio Divino Maestro (planta baja) celebramos nuestra Asamblea General, abierta a todas las personas interesadas en la preservación del entorno molinero (de acuerdo con estos fines).

Sin que sea obligatorio, te animamos a asociarte (aquí, con los datos que nos quieras facilitar), pagando una módica cuota anual de 15 € para contribuir a nuestra labor a favor del entorno.